diciembre 14, 2020

Innecesaria y sin fundamento persecución contra Juan Francisco Sandoval

Primera vez que se crea una Fiscalía Especial para investigar a un Fiscal

El 80 % de las denuncias en contra del Jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad ha sido interpuesta por la Fundación contra el Terrorismo, a través de su representante legal, Ricardo Méndez Ruiz.

Para ello el Despacho de la Fiscal General de la República y Jefe del Ministerio Público, emite la resolución de fecha 4 de septiembre de 2020 en la cual resuelve: “Con fundamento en lo considerado y en lo que para el efecto preceptúan los artículos citados y: 251 de la Constitución política de la república de Guatemala: 1 de la Ley del Organismo Judicial, 5,9,10 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, Resuelve: I. Se toma nota del lugar señalado para el presentado para recibir notificaciones; II. Procedente la solicitud nombramiento de Fiscal Especial para que conozca y promueva la investigación de las denuncias y querellas presentadas por la Fundación contra el Terrorismo, Guatemala, identificadas como MP001-2020-32145; MP001-2020-33719; MP001-2020-14668; MP001-2020-27007; MP001-2020-14955; MP001-2020-25612 Conexada MP001-2020-27350; MP001-2018-108160; MP001-2018-53057; MP001-2018-73825; MP001-2016-76789; MP001-2018-100800; MP001-2018-72752; MP001-2017-66934.

Dicha resolución afecta el derecho de defensa y del debido proceso del Fiscal Sandoval pues no se ajusta a las normas que establecen la legalidad e igualdad en la investigación de manera fundamentada.

En varias de las denuncias presentadas y conocidas por las Fiscalía de Asuntos Internos se ha determinado la inexistencia de delitos que perseguir, por lo que se sugiere su desestimación. Sin embargo, la Fundación contra el Terrorismo en lugar de acudir a los mecanismos establecidos por la ley, al no estar de acuerdo con esa resolución presenta denuncias y querellas en contra de los fiscales que tienen el caso, por el solo hecho de no estar de acuerdo con su decisión, lo que demuestra su estrategia maliciosa que pretende criminalizar la acción de cualquier fiscal que no comparta sus criterios.

La resolución de fecha 4 de septiembre de 2020 emitida por la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público, no considera este litigio malicioso y el actuar de la Fundación contra el Terrorismo, poniendo en duda la imparcialidad de todos los fiscales, sin fundamento alguno y decir con ello la creación de una Fiscalía Especial. Por ejemplo, i. No indica cuál fue la causal invocada de conformidad con lo que establece la Ley del Organismo Judicial ii. No hace referencia al razonamiento de cuáles fueron las pruebas en las que baso su decisión, y iii. No se explica porque en dos casos específicos, que indican encontrarse en una fase procesal distinta a las demás deben continuar en dicha fiscalía, ya que si se duda de la objetividad e imparcialidad (las cuales deben de estar debidamente acreditadas) de los fiscales, debiera en todo caso apartarse de la totalidad de casos y no solamente de algunos.

Si bien es cierto el nombramiento de una fiscal especial es una facultad de la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público, la resolución que la nombra debe contar con una exposición de motivos lógicamente razonados de los elementos que permitan comprender que existen razones suficientes para que tenga que investigar 12 denuncias en la cual tiene como en común la institución denunciante siendo la Fundación contra el Terrorismo Guatemala. Situación que nunca se había presentado en el Ministerio Público, pues la creación de fiscalías especiales había sido utilizada para otro tipo de casos más complejos y no para atender el requerimiento específico de una entidad que constantemente presenta denuncias imparciales y espurias que son desestimadas por los distintos órganos de justicia.

La defensa del Fiscal Sandoval ha presentado una acción constitucional de Amparo que debe de ser conocida por la Corte Suprema de Justicia, la cual ha demostrado que actúa contraria a la defensa de los intereses sociales y a los principios de objetividad e imparcialidad, por lo que el riesgo de continuar con la criminalización del Fiscal Sandoval se mantiene vigente.

Es obligación de la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público resguardar y proteger a los fiscales a su cargo y asegurar que se continúe el trámite necesario que garantice la pronta averiguación de la verdad y de no existir elementos suficientes desestimar las denuncias planteadas, con el fin de evitar la criminalización de los operadores de justicia por el simple hecho de realizar su trabajo y no acceder a solicitudes espurias cuyo único fin es evitar la aplicación de la justicia y la defensa de intereses criminales.

Tal como lo expresó el Secretario Michael Kozak en sus redes sociales: “Procese a los corruptos, no a los fiscales anticorrupción en la FECI”. Es momento de colocarse en el lado correcto de la historia y respaldar el trabajo de la Fiscalía que goza de mayor credibilidad para el pueblo guatemalteco.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Síguenos
© Alianza por las Reformas. Derechos reservados.